Hasta Siempre Madiba

“Si no hay comida cuando se tiene hambre,

si no hay medicamentos cuando se está enfermo,

si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas,

la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento”

Nelson Mandela

 

Este post es atípico, no trata de empresas, no trata de maximizar beneficios, no trata de optimizar recursos para ser más competitivos, trata de personas, únicamente de una sola persona, trata sobre Nelson Mandela.

Madiba, hace dos semanas que te fuiste, y la humanidad se ha quedado un poco más huérfana, los Derechos Humanos se han quedado un poco más desamparados.

Has tenido que irte para que el mundo en general, empiece a valorar tu trabajo ya hecho, así como la lucha que emprendiste y que te llevo a pasar tantos años en la celda de prisión número 46664, y de la cual saliste sin ningún tipo de rencor hacia la sociedad.

Nelson MandelaGracias a ti, el mundo y el Apartheid, abrió los ojos y vio a los negros menos negros y a los blancos menos blancos, y los vio como una misma persona, de una misma raza, la raza humana.

Y los niños blancos juegan con los niños negros, y ya no se ven distintos, pues tienen los mismos derechos y obligaciones, se tratan de tu a tu.

Es inconcebible que hasta el año 2008, el Gobierno de los EEUU te tuviera en la lista de los terroristas más peligrosos del mundo; has estado en esta lista alrededor de 60 años.

Y te fuiste, y además sin hacer ruido, como se van las personas grandes y que dejan huella. Y tu país, Sudáfrica, dio una lección a todo el mundo, porque no te despidieron llorando, al contrario, te despidieron cantando, sonriendo, bailando. Te despidieron con todos los honores, porque les habías dejado la mayor de las herencias, les habías enseñado a convivir.

Y hasta después de muerto has conseguido logros. Has conseguido que después de 53 años de embargo, EEUU y Cuba, se estrecharan las manos, ojala signifique el comienzo de una nueva etapa.

Gracias Madiba, hasta siempre.

¿Cuánto vale? Una hora de tu tiempo

Soy Nerea Azkona educadora social y antropóloga y cuando hablamos de voluntariado pienso de manera automática en el ámbito social-educativo. En él es donde desempeño mi tarea: la vocacional, la laboral y la voluntaria. Pero hay que tener en cuenta que se puede aportar valores desde cualquier disciplina y en cualquier ámbito. Es por ello que quiero hablar de los bancos de tiempo; lo que viene a ser el intercambio de tareas por tiempo.

Es decir, en vez de ofrecer o demandar una tarea por tantos euros a la hora, en los bancos de tiempo hacemos referencia al trabajo por hora. Con este sistema cambiamos servicios por servicios, con la intención de fomentar las relaciones sociales y la igualdad, en tiempos en donde el dinero (por escasez) está sobrevalorado. Es un tipo de economía complementaria o de mercado alternativo. Además, ¿no decimos que el tiempo es oro? Pues que mejor manera de invertirlo que en un trueque de servicios: te cambio lo que yo sé hacer mejor por lo que tú sabes hacer: ¿Le doy clases a tu hijo y me alicatas la cocina? Pero claro, como en toda transacción hay intermediarios.

Este tipo de trueques están institucionalizados en los bancos de tiempo. Mediante este nuevo tipo de dinero se paga a la gente por lo que se necesita hacer, valorando las contribuciones por igual y sacando provecho a las habilidades de las personas. Es decir, yo doy clases, que es lo que sé hacer, y acumulo en el banco créditos, que puedo sacar cuando quiera e invertirlos en lo que necesite y que sea ofertado por el resto de usuarios. Cuantos más usuarios en el banco de tiempo más regeneración de la comunidad, más cooperación y mayor cambio social. ¿Qué os parece? Os dejo el link de uno de los bancos de tiempo de Bilbao: http://www.bdtbilbao.org/. Hay más de 100 en todo el Estado, seguro que tenéis uno cerca de casa…

Y si queréis compartir conocimiento conmigo también os dejo el link del blog “Todo comenzó en Santander” en el que mi socia, Angie Larenas, y yo reflexionamos cada semana sobre temas de actualidad, sobre todo, género y migraciones: http://azkorenas.blogspot.com.es/. Nos vemos en la red!!

Gracias Ali por este espacio.

Pequeñas acciones, que traen grandes cambios

Gratificante y dura tarea que tienen los voluntarios en esta sociedad, donde les mueven los valores, sus principios como ser humano, las ganas, las personas y el aportar a la sociedad sin recibir ni pedir nada a cambio.

Nos preguntamos muchas veces, ¿qué puedo aportarle yo a la sociedad? Os voy a explicar mi caso en particular.

Debido a mi trabajo, no dispongo de todo el tiempo libre que quisiera para poder involucrarme en realizar tareas de mejora en asociaciones, ONG´s, etc… por lo que un día decidí aportar mi granito de arena en lo que mejor se hacer, mi trabajo.

A través de la red social de LinkedIn, un día vi que se estaba gestando un proyecto de forma desinteresada, denominado “Parejas Orientadoras para la Búsqueda Activa de Empleo”, y que consiste en que las personas que nos dedicamos al mundo de los Recursos Humanos podamos orientar laboralmente a personas que se han quedado sin trabajo, y acompañarles en el nuevo proceso de reinserción laboral. Se trabaja la técnica en parejas, es decir, a un orientador laboral, se le asigna a una persona que se encuentra en búsqueda activa de empleo, si ambas partes se comprometen y aceptan  el reto, se inicia el proceso de orientación.

Algunas de las tareas que se realizan en el programa son las siguientes:

  • Revisión de la carta de presentación y las nuevas técnicas que existen.
  • Revisión y mejora del CV.
  • Afrontar la entrevista de trabajo.
  • Gestión de los perfiles en las distintas redes sociales.
  • Seguimiento activo de los portales de empleo donde se publican las ofertas de trabajo.
  • Apoyo moral y emocional durante el proceso que dura la búsqueda de un nuevo trabajo.
  • Se le invita a la persona que está en búsqueda activa de empleo a que plantee todas aquellas dudas que tenga y que estén relacionadas con el entorno laboral.

Me considero una persona comprometida con la sociedad, y estoy segura que pequeñas acciones pueden traernos grandes cambios y grandes logros que nos hacen crecer como personas y como sociedad.

Declaración de Propósitos

Este nuevo espacio denominado “Aportando Valores”, sale de la inquietud personal, porque creo firmemente que tenemos la obligación ética y moral de aportar conocimiento a la sociedad, de sumar y no restar, porque son momentos difíciles, porque vivimos situaciones complicadas, porque quizás sea mucho más fácil quejarnos y quedarnos quietos, que hacer cosas positivas que hagan de nuestra vida y de nuestro día a día algo más llevadero.sociedad

Afloro mi vena más “macarra” y saco a pasear mi YO más indignado, y miro a mi alrededor, me encanta observar a la gente, y veo caras de tristeza en la calle, escucho conversaciones de gente que ya no puede conciliar el sueño por miedo a una orden de desahucio, a perder el trabajo, a no poder hacer frente a una hipoteca, a un futuro incierto, a toda una generación perdida que algún iluminado nos ha catalogado como la Generación Y, asombrosamente resuelta que esta generación Y, es la generación más preparada de la historia. Gente que ha tirado la toalla, porque piensa que encontrar trabajo es algo así como la película de Misión Imposible. Y si encendemos la televisión, ni te cuento, actualmente ver un telediario es algo así como verlo, digerirlo y no morir en el intento. Cifras de corrupción, el PIB que va a la deriva, la Prima de Riesgo que es peor que una montaña rusa, los bancos, los políticos, robos, malos tratos…. ¿no pasa nada bueno en el mundo? Mira que somos millones de habitantes!!! Digo yo que algo bien haremos ¿no?

Si tu respuesta es sí, entonces coincides conmigo. Este espacio nace por esto, porque creo en las personas, porque me indigna que me llamen Generación Y, porque tenemos muchos conocimientos y muchas ganas de demostrar lo que sabemos hacer, porque juntos aportamos valor y porque con hechos y actos diminutos, podemos juntos,  hacer grandes logros que sumen cosas positivas a la sociedad. Dejemos de pensar que de esto no podemos salir, claro que se puede salir, y saldremos, pero con la ayuda de todos, del bien y de la sociedad en común, de la cooperación, de tenderle una mano al compañero, a mi vecino, a mi amigo.

Adelante, quedarse en plan pasivo no nos va a beneficiar en nada. Démosle la vuelta a la situación y empecemos a trabajar de persona a persona, de forma activa, generando un valor, basado en principios éticos y morales. Este triunfo es nuestro, de las personas.