GESTION DEL CAMBIO LABORAL

Cada mes las estadísticas nos devuelven a la realidad a través de losbuscar-trabajo-en-internet medios de comunicación, el mercado laboral en este país está tocado y hundido. No nos dicen nada nuevo, esto ya lo sabemos. ¿Pero es justo que todos los meses abran los telediarios, radios y periódicos con esta píldora de negatividad? Ya sabemos que la cuota de paro es alta, lo sabemos en nuestras propias familias, amigos, vecinos….el día a día se encarga de que pongamos los pies en el suelo y afrontemos nuestras propias realidades.

¿Qué podemos hacer para sobrellevar esta situación e intentar ponerle una pincelada de positivismo?

Algo importante, empezar a gestionar el cambio por uno mismo. Hay que asumir que nos hemos quedado sin trabajo, pero no quedarnos estancados en este estado, de frustración, de negatividad, de pesimismo, de rencor….nadie va a resolvernos esta situación, nadie va a llamar a nuestra puerta para ofrecernos un puesto de trabajo; hay que asumir nuestro nuevo estado laboral, y mentalizarnos, la búsqueda de un nuevo trabajo también es estar trabajando, aunque al final del mes no esté remunerado.

El objetivo final lo tenemos claro, conseguir un puesto de trabajo, y puestos a pedir, que sea un trabajo que nos motive y nos satisfaga como personas. ¿Imposible en estos tiempos? No lo crea, solo que la competencia es mucho más fuerte, pero no es imposible.

Preguntémonos entonces ¿Qué podemos hacer para poder conseguir nuestro objetivo final? Ahí van unas píldoras de vitamina:

  • Actualizar el Curriculum Vitae.
  • Realizar actividades que puedan ayudarte a encontrar trabajo (cursos, acudir a foros, etc..).
  • Investigar sobre los procesos de selección actuales que existan.
  • Revisar la agenda de contactos que tenemos, y ver si alguno de nuestros contactos puede ayudarnos a cumplir nuestro nuevo objetivo fijado.
  • Utilizar la red para demostrarle a la gente lo que sabemos hacer, y que conozcan nuestras aptitudes y cómo trabajamos.
  • Visitar empresas de ocupación temporal.
  • Utilizar redes sociales de trabajo como por ejemplo LinkedIn.
  • Investigar cuales son las empresas que ofrecen puestos de trabajo.
  • Visitar consultoras de selección e introducir en ellas el CV.
  • Conocer los portales de empleo existentes.
  • Leer la prensa diariamente, ya que en ella también se publican ofertas de trabajo.
  • Utilizar el networking.
  • Elaborar un video donde nos presentemos profesionalmente y colgarlo en aquellos portales que consideremos oportunos.
  • Y lo más importante, no esconder nuestro estado de demandante de empleo, cuanto más personas sepan de nuestro nuevo estado laboral, mayor será el porcentaje  de encontrar una oportunidad.

Ánimo, y recuerda que estar buscando trabajo, también es trabajar.

¿Qué debe contener la Descripción de un Puesto de Trabajo?

Hace algunas semanas ya escribí sobre la importancia de realizar la descripción de los puestos de trabajo en una organización.

empresas

 Este nuevo post va a tratar sobre el contenido que se debe recoger en el documento de descripción de los puestos de trabajo.

Puesto: Indicaremos el puesto de trabajo a ocupar.

Departamento: Indicaremos el Departamento al que pertenece el puesto de trabajo.

Descripción del puesto de trabajo: En este apartado se explicará en qué consiste el puesto de trabajo y las funciones que se tienen que desempeñar.

Responsabilidades: Enumeraremos las responsabilidades que tienen que tener a su cargo, la persona que ocupe el puesto de trabajo.

Formación: Se reflejara la formación que tiene que tener la persona que desempeñe ese puesto de trabajo.

Aptitudes: Se indicarán las aptitudes que tiene que poseer la persona que ocupe el puesto de trabajo.

Observaciones: En este apartado indicaremos aquellas notas adicionales que creamos convenientes que deben aparecer en la ficha de descripción del puesto de trabajo.

Algo llamado, descripcion de los puestos de trabajo.

Mi trabajo como consultora de empresas no deja de sorprenderme. Basta con dar un vistazo al funcionamiento de la empresa y pasearte por los distintos medios de producción de la misma y te das cuenta que algo tan básico como una buena optimización de recursos, todavía está fallando.

Invertimos mucho en nuevas tecnologías, en imagen de marca, en intentar ser mejores que la competencia y obviamos cosas tan sencillas y tan imprescindibles como es la descripción de los puestos de trabajo en una organización. ¿Básico no? Pues si señores, a día de hoy, esto sigue sucediendo y sigue fallando. ¿Dejadez?,  ¿desconocimiento? , ¿Inversión de tiempo en realizar esta tarea?……exactamente no sabría definir las causas por las cuáles no se hace, quizás muchos directivos de empresas lo consideren una cosa tan obvia que pueda llevar a pensarles que están perdiendo el tiempo. Querido amigo Directivo no caigas en este error.

Déjame convencerte del por qué tu empresa tiene que tener una descripción realizada y detallada de cada puesto de trabajo.

  • Mejor coordinación y organización de las actividades de la empresa.
  • Designa responsabilidades en la ejecución de las tareas.
  • Ayuda a definir y repartir mejor las cargas de trabajo.
  • Nos proporciona información detallada de las obligaciones y características de cada puesto.
  • Nos ayuda a detectar posibles duplicidades de tareas en los puestos de trabajo y corregirlas.
  • A la persona que ocupa ese puesto de trabajo, le hace conocer con precisión y seguridad las tareas que debe realizar.
  • Hace que resalten los méritos de la persona que ocupa el puesto de trabajo e indica también los fallos y aciertos.
  • Facilita los procesos de selección y contratación de personal, ya que indica las aptitudes y competencias que debe tener la persona que ocupa el puesto de trabajo.
  • Proporciona buena información a la hora de realizar evaluaciones de desempeño.
  • Sirve de fundamento a la hora de establecer una política salarial y de incentivos.
  • Nos ayuda a ser mucho más eficaces y eficientes, por lo tanto ahorramos tiempo y costes.

Alias Becari@s

En los últimos años hemos podido ver en múltiples ofertas laborales la demanda de la figura de Becari@s, hasta tal punto, que podríamos hacer una parodia en plan “Ponga un becario en su vida”.blog-reidrac-flickr-cc

Han existido toda la vida, o bien desde que tengo uso de razón, antiguamente se llamaban “pasantes”, con la evolución gramatical “Becari@s”.

Y detrás de cada becari@, una historia personal, una historia basada en incorporarse al mundo laboral, aprender día a día, llevar a la práctica lo aprendido en el aula, ilusiones, alegrías; en pocas palabras, los inicios de la carrera profesional en el mercado laboral.

Todos conocemos casos, hasta muchos de nosotros lo hemos sufrido en nuestra propia persona.

Y es aquí donde reflexiono y me abordan diversas preguntas:

  • ¿Está siendo ético el comportamiento de las empresas y de la sociedad en general con los becari@s?
  • ¿Es ético que las personas estén trabajando (que no haciendo prácticas) sin una gratificación económica?
  • ¿Se le puede exigir la misma responsabilidad a una persona becaria, que a alguien que ya se encuentra formando parte de la plantilla de la organización?
  • ¿Es moral hacia la sociedad que se contraten becari@s para no pagar seguros sociales, y cuando se cumpla el plazo, despidamos al becari@ y contratemos uno nuevo?
  • ¿Es correcto que contratemos a una persona para realizar ciertas tareas y que luego la destinemos a otras, que no tienen nada que ver con su perfil?

Estoy cansada de escuchar las típicas respuestas de “yo cuando era becario también lo hacía”, “si yo tuviera una empresa, haría lo mismo”, “contrata un becari@, no te cuesta dinero, y si no estás contento lo puedes echar cuando quieras sin ningún tipo de indemnización”.

Esos mitos y prejuicios deben quedar atrás, a las empresas y a la sociedad, les cuesta dinero formar a una persona y hacer los imposible por adecuarla a su puesto de trabajo. Se invierten horas, aprendizaje y dinero, concienciémonos.

Tenemos la obligación de darles a los becari@s esa oportunidad laboral que nos demandan, reconocerles sus años de estudios  y ayudarles a que el paso de los años, los convierta en excelentes profesionales. No nos aprovechemos de ellos,  aprendamos de ellos, son personas, por lo tanto, no los usemos y despreciemos como si fueran mercancías baratas. En ocasiones, me vienen a la memoria los tiempos de “esclavitud”.

En nuestras manos está generar una sociedad de valores profesionales e intelectuales, darle un valor añadido y comprometernos con ella.

 

Alicia Berenguer

Consultora de empresas – RRHH

Se busca Lider

Liderazgo, esa competencia que parece haberse extinguido en el terreno político, social y empresarial en el que vivimos en la actualidad.liderazgo

Parece ser que las estadísticas demuestran un aumento de personas emprendedoras que han decidido invertir sus ahorros en la creación de un negocio o de una empresa. Ante esta noticia me asaltan inquietudes preocupantes, parece que hoy en día todo el mundo esté capacitado para dirigir y administrar una empresa.

Hasta se realizan cursillos exprés, donde parece que en un mes has obtenido todos los conocimientos y todas las competencias necesarias que abarca la Gestión y la Administración de una Organización. Y quizás lo que sea más importante, la Dirección de la misma.

Y este emprendedor, nuevo Directivo – Jefe, empieza a dar sus primeros pasos en el tejido empresarial. Pero va pasando el tiempo y se da cuenta que no conecta con el Capital Humano de su empresa. Que la comunicación entre el Personal y el Jefe es inexistente, que el clima laboral que se respira no es el adecuado.

Y entonces el Jefe se da cuenta que le faltan las competencias en cuanto a la gestión del personal. Se da cuenta que los empleados le ven como un enemigo, como la autoridad (seguramente esto es debido a acciones realizadas que ni el propio Jefe es consciente). Utiliza la autoridad como un privilegio para dar órdenes. Inspira miedo. No atiende a las cosas que le dicen por su bien, al contrario él lo sabe todo. Tiene visión individualista, cosa errónea para un negocio. Maneja a las personas que trabajan en la organización a su antojo: “hoy te pongo en este sitio y mañana donde hagas falta, y como rechistes……en el INEM hay seis millones de parados”.

Y el Jefe, no se da cuenta que todas estas acciones cosechan un clima laboral negativo, que la gente no está motivada en su puesto de trabajo; se hace el trabajo, porque se tiene que hacer, no porque se disfrute haciéndolo. Y lo más preocupante y grave, la gente tiene miedo a hablar por el miedo a que este le despida. Y por lo tanto se crea una nube alrededor de la Dirección de la Empresa, de miedo, desconfianza, desmotivación y desilusión. Aparecen las frustraciones.

Debemos y tenemos la necesidad de no solo formar Jefes – Gerentes – Directivos, sino de formar Líderes de empresas.

Líderes, coachs, que trabajen codo a codo con su equipo de trabajo, que su figura no venga envuelta de autoridad, sino de voluntad. Que inspiren al personal de la empresa confianza. Que transmita, espíritu de equipo, saber hacer, comunicación, reconocimiento de las personas que están a su alrededor, y que las coja de la mano para ayudarlas a desarrollarse poco a poco de manera profesional. Hemos tenido y a las pruebas me remito, un claro ejemplo de liderazgo con la figura de Josep Guardiola en el FC Barcelona.

Existen muchas personas que la figura de liderazgo la llevan innata, pero la gran mayoría la debemos y la tenemos que desarrollar si queremos dirigir empresas. Es cuestión de tiempo, dedicación y preparación, os puedo asegurar que no es cuestión de un mes. Solo así, tendremos empresas ante las cuales nos tendremos que quitar el sombrero.

Alicia Berenguer Consultora de Empresas – RRHH

RRHH

Bienvenid@ al Área de los Recursos Humanos, en este apartado vamos a tratar todo lo que este relacionado con las personas y con la gestión de las mismas.

Como veras, RRHH-recursos-humanoscuando selecciones el apartado de los RRHH se abre un desplegable con distintas subsecciones, esperamos que sean de tu agrado.

Estas despedid@

Son las 06:00 de la mañana y en la mesita de noche suena el despertador. Te Articulo ABerenguer Consultingdespiertas, y lo primero que piensas es “me voy a trabajar”. Uno se levanta, se asea, toma un café con leche y emprende la salida al trabajo.

En la calle uno ve compañer@s de rutina, de trabajo, todavía no tienen tiempo de sonreir, van medio dormidos, dejaron tiempo atrás el llegar sonrientes porque el trabajo les motivaba, les realizaba, les daba un valor añadido tanto personal como profesional. A día de hoy, ya no recuerdan aquellas motivaciones por las cuales llegaron a ocupar ese puesto de trabajo.

Y empieza la jornada laboral, y uno desarrolla las actividades y las tareas lo mejor que puede y que sabe. Pasan las horas, los días, los meses, incluso los años!!!! y lo das todo por la empresa, y resulta que esa empresa se ha convertido en tu segundo hogar.

Y un día, cuando terminas tu jornada laboral, vuelves a casa, enciendes el ordenador y sorpresa, tienes un email de tu jefe, comunicándote que no hace falta que vuelvas a la oficina, que han decidido prescindir de tus servicios, sin explicaciones, y que acudas el día acordado a la hora concreta para firmar el llamado “finiquito”.

Y de repente a uno se le cae el mundo, y afloran sentimientos de rabia, de pena, de impotencia, de no entender nada. Y empieza una etapa dura, vienen noches sin poder conciliar el sueño, nervios, ansiedad, cargas familiares, pensamientos, lexatines; y uno se siente pequeño, porque ¿Dónde quedo aquella entrevista personal de trabajo? ¿Y los planes? ¿Y el compromiso profesional por parte de la empresa? ¿Y el trato humano?

Actualmente estamos acudiendo a muchos acontecimientos en esta sociedad, pero si algo he aprendido como profesional de Recursos Humanos, es a valorar y a respetar a las personas, que no se nos olvide, que ellas, son uno de los motores principales que hacen que la empresa funcione.

Todo aquel que ha estudiado economía, sabe que la economía es cíclica, las empresas también lo son, y si en algún momento el nivel de trabajo disminuye, y tenemos que tomar la dura decisión de prescindir de alguno o algunos servicios de nuestro capital humano, cuidemos las desvinculaciones, afloremos la empatía y por un momento pensemos si a nosotros mismos nos gustaría que nos despidieran a través de un frio email o de una fría llamada telefónica.

La labor de un directivo deberia ser que las personas de su empresa crecieran y se desarrollaran profesionalmente y personalmente.

Señores, estamos tratando con personas y como tal, se merecen respeto.

Alicia Berenguer

Consultora de empresas – RRHH