Se busca Lider

Liderazgo, esa competencia que parece haberse extinguido en el terreno político, social y empresarial en el que vivimos en la actualidad.liderazgo

Parece ser que las estadísticas demuestran un aumento de personas emprendedoras que han decidido invertir sus ahorros en la creación de un negocio o de una empresa. Ante esta noticia me asaltan inquietudes preocupantes, parece que hoy en día todo el mundo esté capacitado para dirigir y administrar una empresa.

Hasta se realizan cursillos exprés, donde parece que en un mes has obtenido todos los conocimientos y todas las competencias necesarias que abarca la Gestión y la Administración de una Organización. Y quizás lo que sea más importante, la Dirección de la misma.

Y este emprendedor, nuevo Directivo – Jefe, empieza a dar sus primeros pasos en el tejido empresarial. Pero va pasando el tiempo y se da cuenta que no conecta con el Capital Humano de su empresa. Que la comunicación entre el Personal y el Jefe es inexistente, que el clima laboral que se respira no es el adecuado.

Y entonces el Jefe se da cuenta que le faltan las competencias en cuanto a la gestión del personal. Se da cuenta que los empleados le ven como un enemigo, como la autoridad (seguramente esto es debido a acciones realizadas que ni el propio Jefe es consciente). Utiliza la autoridad como un privilegio para dar órdenes. Inspira miedo. No atiende a las cosas que le dicen por su bien, al contrario él lo sabe todo. Tiene visión individualista, cosa errónea para un negocio. Maneja a las personas que trabajan en la organización a su antojo: “hoy te pongo en este sitio y mañana donde hagas falta, y como rechistes……en el INEM hay seis millones de parados”.

Y el Jefe, no se da cuenta que todas estas acciones cosechan un clima laboral negativo, que la gente no está motivada en su puesto de trabajo; se hace el trabajo, porque se tiene que hacer, no porque se disfrute haciéndolo. Y lo más preocupante y grave, la gente tiene miedo a hablar por el miedo a que este le despida. Y por lo tanto se crea una nube alrededor de la Dirección de la Empresa, de miedo, desconfianza, desmotivación y desilusión. Aparecen las frustraciones.

Debemos y tenemos la necesidad de no solo formar Jefes – Gerentes – Directivos, sino de formar Líderes de empresas.

Líderes, coachs, que trabajen codo a codo con su equipo de trabajo, que su figura no venga envuelta de autoridad, sino de voluntad. Que inspiren al personal de la empresa confianza. Que transmita, espíritu de equipo, saber hacer, comunicación, reconocimiento de las personas que están a su alrededor, y que las coja de la mano para ayudarlas a desarrollarse poco a poco de manera profesional. Hemos tenido y a las pruebas me remito, un claro ejemplo de liderazgo con la figura de Josep Guardiola en el FC Barcelona.

Existen muchas personas que la figura de liderazgo la llevan innata, pero la gran mayoría la debemos y la tenemos que desarrollar si queremos dirigir empresas. Es cuestión de tiempo, dedicación y preparación, os puedo asegurar que no es cuestión de un mes. Solo así, tendremos empresas ante las cuales nos tendremos que quitar el sombrero.

Alicia Berenguer Consultora de Empresas – RRHH

Deja un comentario