GESTION DEL CAMBIO LABORAL

Cada mes las estadísticas nos devuelven a la realidad a través de losbuscar-trabajo-en-internet medios de comunicación, el mercado laboral en este país está tocado y hundido. No nos dicen nada nuevo, esto ya lo sabemos. ¿Pero es justo que todos los meses abran los telediarios, radios y periódicos con esta píldora de negatividad? Ya sabemos que la cuota de paro es alta, lo sabemos en nuestras propias familias, amigos, vecinos….el día a día se encarga de que pongamos los pies en el suelo y afrontemos nuestras propias realidades.

¿Qué podemos hacer para sobrellevar esta situación e intentar ponerle una pincelada de positivismo?

Algo importante, empezar a gestionar el cambio por uno mismo. Hay que asumir que nos hemos quedado sin trabajo, pero no quedarnos estancados en este estado, de frustración, de negatividad, de pesimismo, de rencor….nadie va a resolvernos esta situación, nadie va a llamar a nuestra puerta para ofrecernos un puesto de trabajo; hay que asumir nuestro nuevo estado laboral, y mentalizarnos, la búsqueda de un nuevo trabajo también es estar trabajando, aunque al final del mes no esté remunerado.

El objetivo final lo tenemos claro, conseguir un puesto de trabajo, y puestos a pedir, que sea un trabajo que nos motive y nos satisfaga como personas. ¿Imposible en estos tiempos? No lo crea, solo que la competencia es mucho más fuerte, pero no es imposible.

Preguntémonos entonces ¿Qué podemos hacer para poder conseguir nuestro objetivo final? Ahí van unas píldoras de vitamina:

  • Actualizar el Curriculum Vitae.
  • Realizar actividades que puedan ayudarte a encontrar trabajo (cursos, acudir a foros, etc..).
  • Investigar sobre los procesos de selección actuales que existan.
  • Revisar la agenda de contactos que tenemos, y ver si alguno de nuestros contactos puede ayudarnos a cumplir nuestro nuevo objetivo fijado.
  • Utilizar la red para demostrarle a la gente lo que sabemos hacer, y que conozcan nuestras aptitudes y cómo trabajamos.
  • Visitar empresas de ocupación temporal.
  • Utilizar redes sociales de trabajo como por ejemplo LinkedIn.
  • Investigar cuales son las empresas que ofrecen puestos de trabajo.
  • Visitar consultoras de selección e introducir en ellas el CV.
  • Conocer los portales de empleo existentes.
  • Leer la prensa diariamente, ya que en ella también se publican ofertas de trabajo.
  • Utilizar el networking.
  • Elaborar un video donde nos presentemos profesionalmente y colgarlo en aquellos portales que consideremos oportunos.
  • Y lo más importante, no esconder nuestro estado de demandante de empleo, cuanto más personas sepan de nuestro nuevo estado laboral, mayor será el porcentaje  de encontrar una oportunidad.

Ánimo, y recuerda que estar buscando trabajo, también es trabajar.